lunes, 7 de diciembre de 2009

PADRE IGNACIO

Fueron cinco segundos....en shock, sin capacidad de reacción, enmudecí....
Me puso la mano en la nuca y apoyó mi frente contra su pecho...
Me dió un abrazo superfuerte...
Miró rápidamente las fotos que tenía en mi mano...
Me apartó del grupo, me miró fijo y apretándome el brazo me dijo: "no sos una porquería, vos podes. Entendiste, no sos una porquería...."
Miró a la asistente y le dijo " ovarios"....

Esos cinco segundos son los que le devuelven la esperanza a miles de personas que viajan cientos de Kilómetros y hacen fila de varias cuadras para ver al padre Ignacio...muchos como yo esperando un milagro de este padrecito sanador de Sri Lanka parecido a San Ramón nonato...

Pero muchos ademas van de paseo, como quien va al zoológico a ver la nueva jirafa, son llevados por agentes de turismo y se nota: corren, gritan, empujan, se cuelan, no tienen ni idea de que están en un lugar sagrado...que es un lugar para reencontrarse con el espíritu de Dios...
Esa gente ha hecho que el padre ya no de turnos para tener entrevistas con los fieles enfermos, a no ser que sea un paciente terminal...

Luego del viaje a la ciudad de Rosario, hice fila durante 12 horas, esperando ese momento en el que me iba a encontrar con éste santo contemporáneo, pensando como haría para contarle lo mas rápido posible cual era mi milagro,.... pero esos cinco segundos sin mediar palabra bastaron para que él percibiera en aquel abrazo porque yo estaba allí....

13 comentarios:

Pilot dijo...

Chipi: tenías una buena excusa para no venir al encuentro del sábado. Pero estoy organizando otro blogeril que espero que Karina se anote y vos tambien.
Sabes que el sábado una de las chicas llevó una foto del día que estuvo y se ve claro la aparición de la virgen y la cara de jesús.
Me alegro que hayas recobrado un poco la fe. Y, aunque no sea ninguna santa, pienso igual que el Padre. Vos podés amiga.

Anónimo dijo...

Chipi:

Estoy muy lejos de la santidad pero tu valor como ser humano y como mujer lo puedo percibir aún en la tremenda distancia que separa mi país del tuyo. Siempre he pensado que vales lo que pesas en oro y que si puedes alcanzar la estrella que iluminará tu vida y la de tu príncipe.
Adelante y que la fe nunca te abandone, que con la venia de Dios TU PUEDES!!

Un cálido abrazo.

Nurbys.

Marian dijo...

Chipi, me emocione tanto con tu relato, que momento tan especial, que lindo que hayas podido ir y renovar la fe y la esperanza, se que lo vas a lograr, el milagrito llegara tambien a tus brazos.
Un abrazo y espero conocerte en el encuentro

Noe dijo...

Chipi: Me quedé helada con tu relato, es impresionante lo que voy conociendo sobre ese curita tan especial. Ojalá que él sea el intercesor para que el milagro se de prontito. Estoy segura que así va a ser! De un momento a otro estoy convencidísima que apareces con tu buena nueva, de verdad. Un beso enorme para todos en tu casita y te quiero un montón!

Xochitl dijo...

Querida amiga como te explico todo lo que me hiciste sentir con este relato..
Estoy segura que las horas que estuviste esperando y sobre todo la fe con la que fuiste, rendirán fruto.. el fruto que nacerá de tu vientre.

Un besote, te quiero mucho

Karina00 dijo...

Chipi, amiguita! Que experiencia tuviste en el fin de semana! Y comparto lo que te dijo el padre: Vos podés!!!!!

Por otro lado, yo ya confirmé mi asistencia del mundo blogeril que está organizando Pilot, así que más vale que te vengas!!! :D

Besos!!!!!!

Cin dijo...

Chipi...me quede helada, tenes ese poder de dejarnos con la boca abierta...
En mi la visita al Padre es algo pendiente, es un encuentro con la fe, que me debo...
Gracias por compartirlo...
Besos y abrazos!

Soledad dijo...

Que lindo... Realmente emocionante y espero hayas recuperaso la fuerza y la esperanza. Besos.

Anónimo dijo...

Sin palabras.... esos dones que tienen algunas personas no los puedo comprender...

Como hacen para saber lo que le pasa a cada persona aún sin preguntarles nada???

Mientras el padre ayude al projimo.. bienvenidas sean sus bendiciones.... y que Dios lo conserve ...

Ves Chipi.... puedes claro que puedes.... solo que el tiempo de Dios no es el nuestro... hay que seguir pidiendo por nuestras necesidades.

Besos

Anónimo dijo...

Chipi, que experiencia hermosa. Te juro que me pusiste la piel de gallina.
Esos jeringasos de fé y esperanza son tannn necesarios cuando uno siente que la cuesta está tan empinada!
Empezas año nuevo con energias nuevas... nada mejor!!!
TQM
besito y un superrrr abrazo!

Anónimo dijo...

me olvide de firmar. soy Carito, jaja
besote

Margi dijo...

Hola
Quería agradecer tus palabras, hece tiempo te leo en Planeta Mama y por eso llegué a tu Blog, soy de Colombia, y en estos momentos me siento muy triste porque cada vez encuentro un nuevo obstaculo para poder tener un hijo tengo 36 años y hece dos años que lo busco y tus palabras me invitan a no desfallecer, Gracias es muy duro para mi resignarme a estar solos los dos sin el milagro de un hijo y no quiero hacerlo, pero se que es Dios quien tiene la última palabra.

Un abrazo.

Margi

CHIPI dijo...

Hola MARGI, me encantó que te animaste a escribirme...
Madrecita uno pasa por momentos en los que se cae y parece no poder levantarse, pero no te des vencida Margi...
Hace 3 meses luego de mi última pérdida, me deprimí mucho,no tenía fuerzas,y pedía por favor recuperarme, así fue que llegó la nota en el diario de la caminata a beneficio y de a poquito comencé a salir adelante,y hoy estoy en camino otra vez...

Esta búsqueda puede llegar a ser muy larga, nunca le cierres la puerta a los milagros que puedan suceder en tu vida...

Un besito.
De todo corazón que Dios te bendiga con mucha fuerza y tu deseo mas esperado...