martes, 29 de septiembre de 2009

Compañeros de vida.....

Hay cosas de la niñez que nunca se pierden, a pesar del paso de los años....
Principalmente mi amor por los niños, la naturaleza y los animales...

Siempre me maravillé con el vuelo de las aves, la alegría de los perros al llegar, el ronroneo de los gatos.... el tiempo se me pasa sin darme cuenta al observarlos, porque los disfruto con toda mi alma....

De pequeña vi dos cosas opuestas el amor de mi padre y el maltrato que le daba mi padrastro a estas criaturas de Dios....
Mientras mi padre no mataba ni una hormiga y disfrutábamos juntos de las largas caravanas hacia los hormigueros, mi padrastro era amante de salir a cazar con el rifle cuanto bicho se le cruzara por el frente dejando cientos de animales huerfanitos....

Es al día de hoy que me desespera el maltrato y la indiferencia hacia el sufrimiento animal.
Aquí en mi blog a la izquierda arriba verán una organización que se dedica a curarlos y a encontrarles un hogar...si pueden ser padrinos de algún tratamiento u ofrecer ayuda de alguna manera serán bienvenidos...

Los animalitos siempre fueron mi gran compañía desde pequeñita, en los momentos de gran desolación...
Mi primera gata Caty, apareció de bebé en el jardín, era un sol, ella siempre estaba conmigo, en cada pelea de mis padres su compañía llenaba mi corazón, cuando mis padres se separaron mi padrastro no me dejó llevarla y un vecino la envenenó....También tuve un perrito igual a Bengy pero me lo sacó mi padrastro y lo ató en un patio al fondo de un galpón y ahí lo envenenaron porque ladradaba. También tuve un patito silvestre, porque mataron a la madre un día de caza, me seguía por la vereda pero al crecer en el departamento no podía estar, así que se lo dieron a una señora que tenía gallinero, ahí se enfermó con la humedad y la falta de espacio y se murió todo tullido....

En mi adolescencia, cuando sufría los abusos que conté de mi padrastro, quien no me dejaba salir ni hablar con nadie, mi perra Bonnie era mi gran compañera, me escuchaba y secaba las lágrimas con sus lenguetazos.
Las perdices que llegaron huerfanitas venían a comer de mi mano y me dejaban acariciarlas....
En mi cuarto tenía un canario y dos cotorritas australianas todo el día sueltos, ya que en la ventana había protección. Andaban sobre mi cama o sobre mi escritorio, solo entraban a su jaula atraídos por una buena hoja de lechuga para dormir por la noche.
En el patio también tenía 2 teros, una tortuga y un loro barranquero, de esos que hay en las barrancas de la Patagonia. Se cayó del nido de bebito y con paciencia lo embuché cada 3 horas y se puso hermoso, remansito, después andaba suelto por todos lados donde hubiera alguien, ya que le cortaron las plumas de la punta del ala para que no se vaya....De día andaban afuera y al atardecer solitos entraban al quincho....

Cientos de mascotas pasajeras pasaron por el patio ya que las traían del campo y luego las mataban para hacer en escabeche, al horno o hervidas para mi gran desesperación....por lo que cada día era una lucha que aceptaran que no quería comer carne....hoy en día soy vegetariana....
La indefensión de aquellos pobres animales, era la misma que yo sentía....la misma impotencia ante la brutalidad y la falta de compasión ante el sufrimiento ajeno...

El amor de todos ellos fue inmenso durante todos esos años difíciles.... a todos y cada uno de ellos les debo su compañía, sus besos, su alegría al verme, su calor de amigos....ellos me daban fuerzas para seguir, y soñar que algún día habría un mundo mejor.....

Una vez en Buenos Aires, y en mi propio espacio, a mi vida fueron llegando muchos amiguitos desprotegidos que a lo largo del tiempo se convirtieron en mis hijitos del corazón....hoy ellos son mi hermosa familia, mas adelante les voy a contar quienes alegran y llenan mi vida cada día.....Mis hijitos son la luz de mis ojos cada mañana, y vivo para ellos....

Quienes tienen sus hijitos del corazón, saben del inmenso amor que les cuento ¿compartimos experiencias?

8 comentarios:

Noe dijo...

Chipi: Qué emoción con tu relato! Me uno al amor por los animales (no en el vegetarianismo, pero bueh!) Cuando en mi adolescencia tenía momentos malos, de gran amargura, y dolor inevitable, siempre estaba mi perrito al lado. Se sentaba junto a mí, quietito, y me miraba profundamente; después se recostaba en mi regazo, me lamía las manos y se quedaba acompañandome. Qué amor y qué fidelidad verdad? Y sólo piden un poquito de comida y cariño para darnos tanto amor y compañía. Un beso enorme!

Anónimo dijo...

Chpi, hemos tenido varias charlas sobre las locuritas de nuestros animales! Compartimos muchas afinidades hacia ellos.
Y es increible lo que estos seres generan en cada uno de nosotros.

En casa siempre hubieron animales y muchos, desde 4 ovejeros, 16 conejos, 8 gallinas, 2 codornices, 3 canarios... y una paloma blanca (ojo, la mía solo venia a comer, no es como la tuya que ama a las sopapas!!jaja)...
.. Y un día llego Bass, una caniche negro con el que vivi mis ultimos 11 años, y con el que me atrevo a decir que transité las etapas más importantes de mi vida, fue testigo de TODO, en momentos felices y en aquellos de inmensa tristeza, él siempre ahi firme...Como ya sabes y muchas lo saben, hace 1 mes ya no está fisicamente. Pero que se lo extraña horrores, ni que hablar...
Son seres que cumplen una misión en nuestras vidas, y son todo un disfrute.

Ahora espero que les cuentesa las chicas todas tus mascotas!! espero se diviertan tanto como yo cuando me hablaste de ellas!! besoteeeee

carito

Karina00 dijo...

Chipi, que lindo relato sobre las mascotas que nos acompañan siempre! Yo tenía un ovejero alemán hermoso, y también me secaba las lagrimas a puros lenguetazos. Saltaba la reja de mi casa y me esperaba solo en la parada del colectivo que estaba a una cuadra cuando iba a la secundaria :)

Aguanten las mascotas que tantos buenos recuerdos nos traen! :D
Besos!

Pilot dijo...

Chipi: mi hijita se llama Roma (gata de techo). Una diosa de hermosa, justo ahora se acaba de subir a la mesa para estar a mi lado.
Ella llegó a mi vida con el propósito de ayudarme porque yo estaba enferma. Se quedó al lado mío día y noche cuando era un bebé. Mientras ella crecia yo también lo hacía. Hoy somos dos grandes compañeras que hace 5 años y medio que estamos compartiendo la vida.
Adivinen quién me hace larga compañía cuando estoy en reposo???? Quién le dió el primer OK a mi marido??? Ella sabe, es muy sabia, por eso tenemos muchas charlas.

Cin dijo...

Chipi...no puedo escrbir...
Entre las lagrimas y mi manos que tiemblan...
Que te puedo contar yo...QUE SOY TREMENDAMENTE PERRERAAAAAAAAAA por mi todos los animales estarian en mi casa....pero no se puede no?
Pero yo tengo una perra adoptada de la calle que la curamos y ahora esta hermosa, y dos mas que son madre e hija...
En mi familia hubo perros desde que tengo uso de la razon....
Y en todas las fotos de mi vida...un perro siempre estubo a mi lado...
Gracias por este post!
Hermoso....

CHIPI dijo...

Hola AMIGAS!!!!

*NOE ¿como se llamaba tu pichicho?
Increíble como ellos captan todos nuestros estados de ánimo y se comportan para la ocasión...
Son verdaderos Psicólogos, te escuchan, te observan, y luego te curan las nanas con un lenguetazo...
Y salís renovado....

*CARITO ¡que cantidad de bichitos!
Sabes que dudaba de poner el post por Bass, porque no quería que te pusieras triste si leías el blog, pero pensé que era una hermosa manera de que sientas cuantas cosas hermosas el dejó en tu corazón y que por ello permanecerá eternamente allí y te hará feliz recordar que en momentos difíciles y de grandes cambios no estuviste sola, tenías un compañero de fierro a tu lado, por lo que siempre estará acompañándote desde otra dimensión...
Si, en los próximos post voy a subir lo que escribí de mis hijitos..

*KARI que belleza ese perro, esperándote en la parada del colectivo, me desarmó de amor,
¿como se llamaba ese bombón?

*PAO he visto la foto de ROMA en tu blog y es bellísima.
No sabía que su llegada había sido terapéutica...aunque en definitiva creo que todos terminan cumpliendo esa función son milagrosas sus orejas atentas, su lenguetazos, su ronroneo...

*CIN que liiindo saber que encontré otra persona que adora los bichitos de la calle...
Yo siento lo mismo, bicho que veo sufriendo a casa,... el tema es que tengo la capacidad hotelera completa....como bien decis si se pudiera tipo Nicole Neuman que tiene una chacra para todos los bichis que encuentra....
Yo siempre sueño en ganarme la lotería para tener un lugar así y poder armar un hospital ambulante para castraciones y vacunación, felicidad completa.
A veces me preguntan:¿porque no estudie veterinaria? por la sencilla razón que veo un anomal sufrir y entro en shock, ni tampoco podría matar a propósito una rata para estudiarla...

Amiguis les dejo un besote enorme.
Y gracias como siempre por compartir un pedacito de ustedes conmigo....

Noe dijo...

Chipi: Todavía tengo a mi perrito, es un poco grande pero tiene la energía de un cachorro! Lo amo con todo mi corazón y lo consideramos un miembro de nuestra familia. Si lo conocieras te enamorarías, es super inteligente, y sabe cómo comprar a cualquiera, es dulcísimo, muy juguetón y de caracter fuerte. Se nota que es mi debilidad?? Un beso

Anónimo dijo...

chpi, nooo, tranquila, me encanta recordarlo, me llena el alma más en los momentos que lo extraño.
Espero encontrarte prontito en el msn.!!